Inicio Entretenimiento 10 Explicaciones científicas sobre fantasmas y otros fenómenos paranormales

10 Explicaciones científicas sobre fantasmas y otros fenómenos paranormales

2613
Compartir

Según diferentes estudios, un 40 por ciento de la población de nuestro planeta cree en los fenómenos paranormales.

Justamente por eso, reunimos 10 historias y acontecimientos relacionados con lo sobrenatural, pero con una explicación sencilla, siempre desde un punto de vista científico.

Antes de que te entre el pánico por divisar ciertas sombras o te absorba el miedo a los fantasmas y duendes, recuerda que todo puede explicarse de forma racional.

10. Casas con fantasmas

Año 1921, Londres. La familia de Lauren se mudó a una vieja casa a las afueras de la ciudad, la habían heredado de su tía. A partir de aquel momento, su vida se convirtió en una auténtica pesadilla. En la casa, constantemente, se oían extraños pasos y movimientos de muebles. Los niños se sentían atacados por algo extraño. La propietaria de la casa se despertaba por las noches asegurando que había una mujer desconocida sobre ella. Todo el mundo estaba terriblemente asustado, deprimido y completamente agotado.

Explicación científica. Las pesadillas se producían debido a una caldera defectuosa que, en vez de llevar el humo a la salida del techo, lo esparcía por toda la casa. La familia sufrió una intoxicación por monóxido de carbono.

9. Objetos que se mueven

En 1853, 4 médicos decidieron llevar a cabo una sesión de espiritismo invocando al más allá, confirmando el experimento del físico Michael Faraday sobre el efecto ideomotor. Se requirió a los sujetos centrar toda su atención y les dijeron que la mesa delante de ellos se movería hacia la izquierda. La mesa, ciertamente, se movió y hasta comenzó a levitar.

Explicación científica. Al principio, a la mitad de los participantes se les dijo que la mesa iba a moverse a la izquierda y al resto que lo haría hacia la derecha. Y la mesa no se movió. Pero cuando a todos se les sugirió que la mesa se movería solo a un lado, ¡esta voló! Funcionó el efecto ideomotor, es decir, realizaron movimientos inconscientemente, un fenómeno puramente psicológico que los participantes provocaron.

8. Vida después de la muerte

Esta historia la contó Andrei Gnezdilov, doctor en medicina. Durante una intervención quirúrgica, el corazón de una paciente se detuvo. La mujer fue rescatada. Después, contó al médico que una fuerza la empujó fuera del cuerpo y en aquel momento sintió puro terror: ¿y si se quedaba sin tiempo para despedirse de su madre y de su hija? Su mente, inmediatamente, se trasladó a su casa. Vio que su madre cosía y su hija jugaba. Entró una vecina con un vestido de lunares para su hija. La niña corrió hacia ella, tocó una taza sin querer y esta se rompió. La vecina dijo entonces: “Es una buena señal”.

El doctor contó luego que fue a visitar a los familiares de su paciente. Y resultó que, mientras duraba la intervención, los había visitado la vecina con un vestido con lunares para la niña y la taza se había roto.

Explicación científica. El doctor Stuart Hameroff y el físico Roger Penrose creen que nuestra conciencia vive en microtúbulos de las células del cerebro, responsables del procesamiento de la información cuántica. En caso de muerte clínica, esta información cuántica abandona el cerebro, pero no deja de existir. Es por eso que conocemos tantas historias hablando del final de un túnel y levitaciones sobre el cuerpo.

Cabe señalar que muchos otros científicos no están de acuerdo, en absoluto, con esta hipótesis.

7. Fantasmas y reflejos extraños en el espejo

Esta historia ocurrió en el año 2005. Una mujer joven comenzó a ver su reflejo de forma distorsionada, con sombras grises constantes, mientras tomaba un baño. Asustaba a todo el mundo con su comportamiento y realmente se estaba volviendo loca, hasta que descubrío qué sucedió con su calentador de agua.

Explicación científica. Esta actividad paranormal también fue provocada por un mal funcionamiento de ese calentador de agua, que impregnaba la casa de monóxido de carbono. Este gas es incoloro, lo que hace que sea prácticamente imposible detectarlo. Pero es muy peligroso. La intoxicación con él provoca sensación de náuseas, debilidad, fatiga, confusión de la conciencia, pueden producirse alucinaciones y, finalmente, la muerte.

6. Sombras grises

Hace más de una década, el conocido científico Vic Tandy notó cómo una noche en su laboratorio unas extrañas sombras lo observaban. Algo gris y sin forma lentamente se acercaba, poco a poco se movía, lo miró miró a los ojos y, de repente, se esfumó.
Explicación científica. En su laboratorio, el científico británico Vic Tandy había instalado unos días antes un ventilador que producía un ruido infernal a bajas frecuencias, inaudible para los humanos.
Estas ondas tenían una frecuencia de 18,98 Hz, casi igual a la frecuencia del movimiento del globo ocular en los hombres. Sin embargo, sigue siendo un misterio por qué estas “resonancias” adoptaban formas como las que describía Tandy.

5. Histeria de masas

En el verano de 2013, en la ciudad de Gazipur, Bangladesh, tres mil trabajadores de una fábrica de costura convocaron una huelga. Y no lo hicieron por razones salariales o por su jornada laboral: lo que solicitaban era que se actuara contra un fantasma que habitaba los servicios. Un espíritu que los atacaba.

Explicación científica. Los trabajadores experimentaron una histeria de masas. Este fenómeno psicológico provoca una ilusión colectiva en condiciones de fuerte estrés (debido a una elevada carga laboral). De estas tres mil personas, el “fantasma” asustó solo a unos cuantos y la mujer que provocó la revuelta ni siquiera lo había visto. Pero sí responsabilizó al espíritu maligno del deterioro de su salud. En definitiva, se unieron todas las circunstancias que desencadenaron ese pánico masivo.

4. Cazafantasmas

Todos los denominados cazadores de fantasmas utilizan contadores de iones. Están convencidos de que es el número de iones lo que indica la existencia de un fenómeno paranormal. No en vano, algunos espíritus, según su creencia, solo cambian el número de iones en la atmósfera, mientras que otros (los malvados) se alimentan de la energía de iones para arrastrar a la gente a la locura.

Explicación científica. En realidad, la presencia de iones en la atmósfera responde a un elevado número de factores, incluyendo el clima atmosférico, la radiación solar y otros fenómenos naturales.

Cabe destacar que la carga de los iones afecta al estado de ánimo de las personas. De esta manera, los iones negativos aportan tranquilidad, mientras que los positivos afectan al cansancio e incluso provocan dolores de cabeza. Por eso, no es de extrañar que en las casas “pobladas de fantasmas”, sus huéspedes se sientan tan incómodos.

3. Espíritus en fotografías antiguas

La historia de esta fotografía es bastante trivial. Ocurrió en la década de 1950, cuando la familia Coopers de Texas se trasladó a su nueva casa. Reunidos en torno a la mesa, el propietario de la casa quiso tomar una foto. Se extendió el rumor de que la figura de la izquierda era el antiguo propietario, un “no invitado” más que estaba presente en esa cena familiar.

Explicación científica. La autenticidad de esta foto no se ha demostrado. Pero la imagen es aterradora, ¿verdad? Y estas son las historias de terror que pueblan Internet. No obstante, antes de creértelas con fe ciega, imagínate cuántas veces al día usamos Photoshop. Incluso tú mismo podrías provocar un efecto así usando el programa Paint. Además, en las fotos antiguas cuesta más aun apreciar los desperfectos de este trabajo “paranormal”.

Tampoco debemos olvidar que las partículas de polvo en la lente, o incluso pequeños insectos que se encuentran cerca de la cámara, pueden provocar en una foto la aparición de un círculo borroso. Y si la imagen se toma con flash, este círculo adquirirá una luz extraña… ¡Prueba y verás cuántos fantasmas pueden aparecer!

2. Fotografías contemporáneas con fantasmas

Explicación científica. Esta fotografía puede haberla hecho cualquiera. Solo añadimos que la parapsicóloga Pamela Hit cree que la aparición de estas esferas responde a un elevado número de factores, desde pelos finos, lentes sucias o húmedas, reflejo de la lente en movimiento durante la toma e incluso gotas naturales de lluvia o nieve.

Nota importante. Brugger, neuropsicólogo del hospital de la Universidad de Zurich, señaló que en la mayoría de los pacientes que creen haber sido testigos de fenómenos sobrenaturales, predomina el hemisferio derecho del cerebro. Este se considera responsable de reconocer rostros, ciertos tipos de pensamiento creativo, imágenes visuales, música y así sucesivamente.

1. Los fantasmas y el “punto frío”

Los aficionados a lo sobrenatural creen que cuando los fantasmas necesitan energía, absorben el calor de lo que hay a su alrededor (incluidas las personas). Estos lugares son denominados como “puntos fríos”.

Trata de imaginar que estás en un lugar terrible, desolado y, de repente, el aire se hace más y más frío. Sin embargo, dando un par de pasos, de nuevo te inunda el calor, das un paso atrás y vuelve el frío. Es verdad, parece sospechoso.

Explicación científica. Sin embargo, cuando los científicos comienzan a estudiar estos “puntos fríos”, a menudo descubren la existencia de una chimenea o una simple ventana, a través de las cuales el aire entra de una manera siniestra a la casa. En general, este fenómeno paranormal es una simple corriente de aire.

Pero si resulta que la vivienda no cuenta con ventanas abiertas ni chimeneas, sigue existiendo esta posibilidad: los objetos intercambian su calor con otros, con el objetivo de equilibrar la temperatura. Y esta circulación de aire provoca esa sensación de que creas que allí habita un fantasma.

Fuente: genial.guru

¿Tienes algún comentario?