Inicio Entretenimiento 11 ideas LOCAS que nadie creyó y acabaron siendo un éxito mundial

11 ideas LOCAS que nadie creyó y acabaron siendo un éxito mundial

3782
Compartir

“Están locos”… decían. Si mentalmente echáramos un vistazo a la historia de las ideas e inventos más populares, comprobaríamos que las que funcionaron fueron precisamente aquellas que parecían demasiado extrañas.

Te traemos 11 ejemplos de cómo una idea acaba impregnada de éxito, pese a las dudas y el escepticismo de todo lo que la rodea.

1. Televisión

El método que permitía la transmisión de una imagen en movimiento a distancia fue inventado a principios del siglo XX, pero la televisión apareció unas décadas después. ¿Por qué? Nadie creía que tuvieran éxito comercial estas “cajas con imágenes vivas“. Nadie quiso invertir en este proyecto. En 1926, el inventor Louis-René des Forêts señaló: ”Aunque técnicamente la televisión es posible, no tiene ningún sentido desde el punto de vista comercial”.

2. Teléfono celular

En 1947, los empleados del laboratorio científico Bell Laboratories propusieron utilizar el principio de сeldillas de las abejas (o hexágonos) para crear una red móvil. Pasaron casi 40 años hasta que los celulares salieron a la venta. El inventor del primer teléfono celular fue Martin Cooper. Muchos insistieron a Martin en que su idea no valía la pena, pero el primer día de su venta en tiendas se formaron largas colas. Este aparato contaba con una memoria de 30 números, era capaz de funcionar durante una hora y requería 10 horas de carga.

3. Emoticonos

Esta historia cuenta que es importante, no solo la creación de las ideas, sino creer en ellas hasta el final. El emoticono más famoso, sonriente, que no pasa ni un día sin ser utilizado por cualquier hombre de la vida moderna, se inventó en 1963, obra del artista estadounidense Harvey Ball. Sin embargo, por su invento Ball tan solo recibió 45 USD. Unos años más tarde, los empresarios hermanos Murray y Bernard Spain predijeron su gran potencial y comenzaron a comercializar estas “sonrisas amarillas” con licencias. Así ganaron más de 50 millones USD.

4. Supercomputadora

Cuando Gaurav Khanna se dedicaba a estudiar los agujeros negros, su laboratorio necesitaba una supercomputadora. Sin embargo, para su creación le hacía falta un mundo incalculable de detalles muy costosos. Así que Gaurav inventó una extraña, a primera vista, solución: compró 412 consolas Playstation 3 muy económicas e instaló en ellas un sistema operativo diferente. Al final resultó que una computadora hecha de estas consolas era mucho más potente y eficiente que sus hermanos caros.

5. La página de inicio del millón de dólares

En 2005, el estudiante británico Alex Tew decidió ganar dinero por su cuenta para pagar su educación superior. Puso en marcha un sitio web donde cada píxel costaba 1 USD. El cliente podría disponer de una pequeña parte de este sitio y colocar un enlace a su página web. Es sorprendente pero, en menos de seis meses, Alex ganó más de un millón USD.

6. El bar de los corazones rotos

Los empresarios de la ciudad china Nanjiang County apostaron por crear un bar en el que se permitía a las víctimas de una separación llorar con amargura, sin avergonzarse ante la mirada de los demás. Cuando se hablaba de este concepto, todo el mundo dijo que este bar sería un fracaso total. Sin embargo, en el establecimiento colocaron maniquíes especiales en forma de hombres y mujeres, a los que cada visitante podía golpear para descargar su tristeza. En poco tiempo, el “Bar de los corazones rotos” se convirtió en uno de los lugares más populares de la ciudad y hoy hay en distintos países muchos negocios de este tipo.

7. Pajillas locas

Las pajillas locas son tubitos de plástico para beber de una forma muy inusual. Este objeto ha existido durante muchos siglos. Cuenta la leyenda que sus creadores simplemente pensaron en cómo conseguir que entre la bebida gaseosa y la leche, el niño eligiese la segunda opción. Fue así como aparecieron las pajillas con las formas y tamaños más inusuales que hasta la fecha cuentan con un gran éxito y no solo entre los más pequeños, también entre los adultos en las fiestas alocadas.

8. El ula ula

Reiventando la rueda se puede ganar un buen dinero. Esto fue lo que demostró Richard Knerr, que en los años 50 del siglo pasado, inventó este objeto tan simple y conocido por todo el mundo, utilizado para hacer gimnasia rítmica y que acabó utilizándose como un aro. Y aunque nadie creía en el éxito comercial de este producto, al pasar tan solo un mes después de los experimentos, los estadounidenses (y luego personas de otros países del mundo) comenzaron a hacer largas colas encandilados por esta pieza circular de plástico.

9. Hormigas cirujanas

Esta idea realmente loca se le ocurrió a nuestros antepasados ​mil años antes de Cristo. En aquella época no existían utensilios para suturar heridas. Por lo tanto, la gente utilizaba a las hormigas, que con ayuda de sus potentes mandíbulas, eran capaces de sellar los bordes de las heridas humanas. Sorprendentemente, esta técnica tan extraña fue popular hasta el siglo VII.

10. Bolas de plástico contra la suciedad

El depósito de agua en Los Ángeles durante varios años estuvo en peligro de convertirse en un enclave plagado de suciedad. La luz solar combinada con cloro y bromo podía dotar al agua de un alto poder cancerígeno. Para frenar esto, se abogó por tomar una solución inusual: llenar casi por completo el lugar con bolas flotantes de plástico. Estos objetos prevenían el crecimiento de algas y el calentamiento del agua, volviéndola limpia en poco tiempo.

11. Fidget spinner

El juguete que ha estado de moda en este 2017 no deja de sorprender. En realidad, Fidget spinner es solo una versión mejorada de un molinillo de papel. Necesitas un rodamiento, varias palas y ya está fabricada la cosa que ha vuelto loco a medio mundo. Solo en una semana, la aplicación de video dedicada a estos spinners logró 7 millones de suscriptores. El negocio de venta de este producto alcanza miles de millones de dólares.

¡Comparte!

¿Tienes algún comentario?