Astrofotógrafa pasó todo un año en la Antártida y muestra sus fotos por primera vez

352

La meteoróloga Jorgelina Álvarez, se fue un año para la Base Marambio – la principal estación científica permanente de la Argentina en la Antártida- y allí pudo dar rienda suelta a su hobby de fotografía durante un año.

Desde el lado de la astronomía, uno puede maravillarse de ver tanto universo“, dijo a Infobae durante su despedida, a punto de subirse al Hércules. “He tenido la oportunidad de estar fotografiando las estrellas y de estar sola por un rato, en medio de la nada misma, y lo que se siente es único. Con mis fotografías trato de que ustedes también puedan sentirlo“.

Sus fotos (hechas con una cámara Sony a7S y un trípode) fueron tomadas en distintos momentos del año: con temperaturas que llegaron hasta casi los 40 grados bajo cero.

Hoy, por primera vez, Jorgelina muestra y explica algunas de las fotos que tomó durante su aventura.

#01. Base Galáctica

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Base galáctica”: Sobre un sector de la Base Marambio se puede ver el “Centro de la Vía Lávctea”. Está por encima de las antenas y parece elevarse desde el techo hacia el cielo. En el medio y hacia la izquierda, se ve el planeta Júpiter (Gentileza: AstroLina Photography).

#02. Lazos

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Son dos amigas en conexión directa con el universo”, cuenta Jorgelina. La foto habla de “tener todo el cosmos en nuestras manos”.

#03. Contacto

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Contacto”: inspirada en una de sus películas favoritas, se ve Júpiter (el punto brillante en el centro, hacia abajo). “El planeta estaba en la época de su mayor cercanía con la Tierra, por eso el brillo”, explica.

También se ve el Centro Galáctico lleno de objetos astronómicos, como la nebulosa “Saco de carbón”, la “Galaxia enana”, la nube mayor de Magallanes (el manchón blanco arriba a la izquierda) y las miles de millones de estrellas que decoran el paisaje de la base.

#04. MI 171 E

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

La foto lleva el nombre del helicóptero de la Fuerza Aérea que voló frente a millones de estrellas durante la campaña antártica de verano. “Lo que vemos es nuestra propia galaxia, nuestro hogar, la vía láctea”, explica Jorgelina.

“En la foto se descubre un universo mágico con una puesta en escena universal que maravilla y nos conecta en la noche con nosotros mismos y con la inmensidad del infinito”.

#05. Verano en la Base Marambio

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

La foto fue tomada en verano, luego de meses de sólo ver la luz del sol, por eso no se ven estrellas. Es un bello atardecer a las 23.54, al borde de la medianoche, con la salida de la luna sobre el mar de Weddell.

#06. Mar de nubes

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Baile planetario”: “Había luna llena y nubes altas, llamadas Cirrus Stratus. El halo lunar que ven fue causado por las partículas de hielo en suspensión en la topósfera que refractaron la luz y generaron un espectro de colores”. Se ven, además, Marte y Júpiter y, sobre el paisaje terrestre, lo que se conoce como “Mar de nubes”.

#07. Firmamento

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Fue una de las últimas noches despejadas y con oscuridad, porque a partir de octubre tuvimos solo luz de día. El punto más brillante, casi sobre el horizonte, es Venus; el otro es Júpiter. Sobre el paisaje de la Base Marambio se ve el domo, que sirve para proteger la antena satelital de Arsat.

#08. A solas

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

“Era una noche agradable y me encontré con este halo lunar espectacular”, recuerda.

#09. Isla Cockburn

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez

La foto fue hecha durante una noche soñada de junio, con temperaturas agradables, viento casi calmo y cielo despejado. Se ven Júpiter y Marte, dos galaxias vecinas (los dos manchones blancos arriba a la izquierda), la nube mayor y menor de Magallanes y el brazo galáctico. El mar de Weddell en su momento de máxima congelación y la isla Cockburn (al centro).

#10. Full moon

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez
Jorgelina Alvarez (Astrolina Photography)

El cielo se pintó entre la luna y las nubes. La luna llena, en composición con las nubes medias y altas, lograron ese color espectacular. Abajo, los témpanos del mar de Weddell.

En entrevista para xatakafoto.com, explicó algunos aspectos técnicos de su aventura.

¿Qué equipo utilizaste para las fotos de la Antártida? ¿Respondió bien al frío extremo? ¿Qué problemas tuviste en este sentido?

Utilicé dos cámaras, una Sony A7S y una Canon EOS 60D y varios trípodes. La primera para la noche y la segunda para el día. Ambas respondieron bien al frío.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que las baterías se gastan mucho más rápido a temperatura negativa (cuando llegamos una sensación térmica de menos 40 grados no duraban más de 30 minutos) por eso recomiendo llevar más de dos.

Antes de ir allí ya tenías experiencia en astrofotografía pero ¿tuviste que aprender cosas nuevas y específicas para hacer las fotos allí?

El estar en un ambiente extremo e inhóspito te lleva a pensar mucho más cada salida al exterior. Hay que saber con anticipación cuál va a ser la temperatura, el viento, la sensación térmica… Es decir, el tiempo de exposición en el exterior y, por supuesto, si va a estar despejado (tuvimos noches despejadas pero imposibles de salir al exterior por el viento que reinaba, unos 120 km/h).

Por eso, y a pesar de mi experiencia en el continente, cada noche era un desafío. Sin olvidar el abrigo (guantes de primera piel más el otro guante, gorro, extremo frío o buzo, botas de cuero o impermeable para que no pase nieve ni agua en todo caso) que si no llevabas lo adecuado podía ser peligroso.

¿Qué es lo más duro de vivir en la Antártida? ¿Volverías?

Pienso que lo más difícil de estar en la Antártida es el factor humano. Llegamos 43 personas desconocidas entre nosotros a compartir juntas todo un año. Hay que adaptarse a cada uno para convivir de la mejor manera. ¿Si volvería? Sííííí

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez

Imagino que tendrás anécdotas curiosas… ¿Qué es lo más raro que te ha pasado? ¿Y lo más emotivo?

A medida que pasa el año suceden situaciones que la hacen distintas. Como por ejemplo escuchar el silencio ensordecedor. Estar en medio de la nada misma fotografiando una región del cielo (por ejemplo la región del centro galáctico), y darse cuenta que el único sonido es el de tu propia respiración… También sentir la emoción de darse cuenta de estar viviendo el sueño que alguna vez había imaginado.

Jorgelina Álvarez pasó todo un año en la Antártida y muestra sus increíbles fotos por primera vez

¿Qué le dirías a un aficionado que quiere iniciarse en astrofotografía? ¿Se la recomendarías?

Pienso que iniciarse en la astrofotografía es un desafío de los más lindo. Con paciencia y mucha pasión se llega a resultados sorprendentes. Imaginar obtener una imagen de una zona del cielo es como tener en una mano una región del Universo.

Con información de Infobae y xatakafoto.com

¿Tienes algún comentario?