Inicio Estilo de vida 13 reglas que deben aplicar todos los padres por la seguridad de...

13 reglas que deben aplicar todos los padres por la seguridad de sus hijos

1476
Compartir

De una vez queremos decirte que la intención de esta entrada no es que te vuelvas paranoico, simplemente son tips que pueden mejorar la seguridad de tus hijos. Por eso el día de hoy te contamos cómo prevenir estas situaciones peligrosas en la ciudad y en tus escapadas.


Convierte en una costumbre familiar llamarse el uno al otro al salir de la escuela, del trabajo o de casa y luego cuando se llega al destino previsto. Si los niños ven que los adultos lo hacen, perciben estas llamadas no como un control, sino como un cuidado normal y recíproco entre los miembros de la familia.

Si el niño te cuenta algo que suena un poco sospechoso, aunque se trate de amigos de la familia o maestros, confía en sus palabras y asegúrate de averiguar todas las circunstancias que rodean a tal situación porque, a menudo, los secuestradores y violadores son personas que resultan familiares al niño.

Si el niño te llama y te pide que vayas a recogerlo, hazlo. Tal vez por teléfono no pueda mencionar directamente sus sospechas y dudas.

Si el niño no llega a la hora establecida, escribe y llama a sus amigos, compañeros de clase, familiares y maestros. Cuando un niño se pierde, cada minuto es muy valioso, por lo que es importante ponerse de inmediato en contacto con aquellos que pudieron ver dónde y con quién pudo haberse ido. Mantén a mano los números de emergencia actuales y de los servicios de búsqueda. Por regla general, el número habitual de los servicios de emergencia suele ser el 112.

Una vez encontrado el niño, no te olvides de avisar a todos que se ha solucionado

Si el niño se pierde, describir su apariencia y la ropa que llevaba será más complicado que mostrar una foto a aquellos que podrían haberlo visto, así como enviarla a las personas que están involucradas en su búsqueda.

Es un mito que haya que esperar 3 días para denunciarlo a la policía. Envía inmediatamente una solicitud a la comisaría más cercana y asegúrate de que la misma quede registrada. Informa de la pérdida del niño a organizaciones de voluntarios que, a diferencia de la policía, pueden organizar búsquedas inmediatas tras tu llamada.En una situación extrema, el niño puede confundirse aunque sepa la teoría sobre cómo comportarse. Prepáralo de antemano. En numerosas ocasiones, repite con él su dirección y los números de teléfono de los padres, juega entrenando situaciones diferentes: qué hacer si se perdió en una tienda, si perdió a los padres en el transporte o si un extraño trata de llevárselo con él ofreciéndole golosinas o pidiéndole ayuda. En un lugar desolado, practica gritando y pidiendo ayuda juntos.

Si vas al bosque para recoger setas o a un parque para un picnic, te puede servir hacer una fotografía también de las suelas del calzado del niño. Si se pierde, estas imágenes ayudarán con la búsqueda. No vistas al niño con ropa de camuflaje. Deben primar los colores vivos y llamativos.

Si llegas a un lugar donde hay tumulto (un concierto, un centro comercial, un parque), debes acordar cada vez dónde lo esperarás si se pierde. Incluso si los dos tienen teléfonos móviles (en un momento inoportuno puede quedarse sin batería o perderse). Es mejor reunirse en un lugar que se aprecie desde lejos: una fuente o la entrada principal, por ejemplo.


Prohibir a un niño utilizar las redes sociales solo servirá para aumentar su curiosidad. Lo más probable es que, aun así, lo haga utilizando cuentas falsas con nombres ficticios. En vez de eso, permítele que tenga su propia cuenta: así podrás ver lo que le interesa y quiénes son sus amigos.

Enseña a tu hijo las reglas de seguridad en Internet: cómo responder a la publicidad en línea, al acoso cibernético, los mensajes fraudulentos y los intentos de adultos sospechosos por conocerlo.

También puedes instalar un programa de “control parental” que bloquea sitios web peligrosos y muestra las páginas que el niño está visitando.

Instala en el teléfono del niño una aplicación (por ejemplo, Family Locator) que determine sus coordenadas y tenga la opción de mandar una señal SOS. Si su teléfono es de botones y no tiene acceso a Internet, contrata al operador móvil el servicio que permite determinar las coordenadas del propietario.

Puedes comprar un GPS-tracker aparte, en forma de pulsera o reloj, que realiza un seguimiento de la ubicación del niño.

Registra el número de teléfono de tu hijo con tus documentos de identidad y entonces, si surge la necesidad, puedes obtener inmediatamente del operador móvil el listado con las últimas llamadas. Si no lo haces, puede que tengas que esperar unos días.

Escribe en un papel tus números de teléfono y los de amigos y familiares, por si se diera el caso de que no se pudiese contactar contigo. También debes especificar las contraindicaciones médicas si el niño las tiene. Que esta hoja siempre acompañe al niño, por ejemplo, en su bolsillo interior.

Cuando un niño se pierde, a este estrés se le suma el miedo de que te enojes con él por ello. Por lo tanto, él puede olvidar cómo comportarse en una situación así. Hablando sobre las reglas de seguridad, asegúrate de enfatizar que, en ningún caso, lo vas a regañar.

Si el niño se ha perdido y luego fue encontrado, cálmalo, abrázalo, mírale a los ojos y respira con él. Cuando se tranquilice, habla con él sosegadamente sobre lo sucedido: por qué pasó esto y qué hay que hacer para que no vuelva a repetirse.

Hay experimentos que demuestran que 9 de cada 10 niños, de buena gana, cuentan a los desconocidos cosas sobre sí mismos y sus seres queridos. Con la misma inocencia, tienden a irse fácilmente con ellos.

Con algunas organizaciones voluntarias puedes acordar una ponencia en grupo o clase sobre cómo no meterse en una situación peligrosa y cómo comportarse si sucede.

Nadie quiere criar a un niño con ansiedad, que tenga miedo de su propia sombra. No generes terror en tus hijos, pero sé coherente en su formación y las reglas de seguridad que debe aprender, porque no hay nada más valioso que la vida y la salud de la familia y seres queridos.

Vía: Genial Gurú

¿Tienes algún comentario?