Inicio Estilo de vida 8 Cosas que jamás deberías hacer en el gym

8 Cosas que jamás deberías hacer en el gym

5853
Compartir
gym

Si has ido al gym, seguramente te has encontrado en alguna situación un tanto incómoda, en la que alguno de los usuarios siente que está solo en su casa y tiene comportamientos a veces graciosos pero en ocasiones molestos. Te presentamos aquellas acciones que los demás no esperan de ti, así evitarás incomodar.

1. Dejar los aparatos sudados

Si bien es normal que al estar en un gym sudes, también es cierto que debes llevar una toalla contigo para secarte, al igual que limpiar los asientos y soportes cuando termines. Recuerda que la mayoría de ellos son de cuero y tu sudor no va a ir a ninguna parte si no lo retiras; esto incomoda a los demás.

2. Tomar una siesta en un aparato

Si quieres tomar una siesta, que sea en tu casa. A veces hay gente esperando para poder usar esa máquina que precisamente está usando otro: para dormir.
También hay personas que no toman siestas, solo se sientan ahí a “pasar el rato” e impiden que otros las usen, sería genial que tú jamás lo hagas.

3. Llamadas y altavoces

Aquí se trata de 2 cosas: la primera, las llamadas. Hay gente que alza la voz para hacer notar a los demás que tiene una llamada, de alguna manera lo disfruta, pero la mayoría de la gente en el gym, no. Ya que muchos de ellos están ahí justo para relajarse mentalmente sin escuchar otra cosa que no sea el ritmo de la música del gimnasio.

La segunda es cuando la gente quiere usar su propia música y lo hace sin audífonos, sino con los altavoces a todo lo que da.

4. Los aparatos son para todos

Recordar esto es como volver al kínder, donde nos enseñaban que los bloques eran para todos los niños. Igual pasa en el gym, no intentes hacer 2 horas en la caminadora si ves que hay gente esperando, intercala con otros ejercicios.

5. Dejar pesas por todas partes

Otra cosa que debiste aprender desde pequeño, no dejar tus juguetes por todas partes. Igual en el gimnasio, las pesas tienen su lugar y dejarlas por doquier además de estorbar al paso puede ocasionar que alguien se caiga o se lesione.

6. Presionar para que el otro se quite

Así como es de mala educación apropiarse de una máquina por 60 minutos, también lo es ponerse de pie justo frente a una persona que está haciendo ejercicio, cruzar los brazos y echar una mirada de “apúrate que voy yo”. Ni un extremo ni el otro.

7. Llegar tarde a una clase

No es el llegar tarde, pues tal vez a tu entrenador no le importe, es más bien si tienes que abrirte paso entre la gente que ya está en lo suyo, buscando el equipamiento, preguntando e interrumpiendo un momento que la gente quiere disfrutar.

8. Las duchas no son tu casa

Típico que en las duchas ocurren varias cosas: desde el personaje que se pasea sin más desnudo por todo el baño durante media hora mientras los demás evitan toparse con su trasero, hasta aquellos que se tardan horas depilándose y dejan todo sucio de espuma y vellos.

Es verdad que a muchos no les importa que se les vea desnudos, pero hay otros tantos que no quieren verte “tan” desnudo, piensa en eso. En cuanto a la limpieza, considera que habrá alguien más que use esa regadera y espera que esté tan limpia como cuando tú entraste.

Fuente: genial.guru

Comentarios