Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales

796

Probablemente todos seamos culpables de ajustar nuestras fotos para mostrarnos lo mejor posible, ya sea tomando 34 selfies para obtener la toma perfecta o aplicar el filtro más favorecedor.

Pero el aumento de aplicaciones diseñadas específicamente para editar fácilmente las imágenes de uno mismo normaliza llevar esos ajustes a otro nivel.

Las aplicaciones como FaceTune te permiten adelgazar la nariz, borrar manchas y hacer que tus ojos se vean más grandes. Con esas opciones disponibles, y con tanta gente que las toma, ¿qué está pasando con nuestro sentido del yo? ¿Cómo está afectando esto cómo pensamos que deberíamos mirar?

El nuevo proyecto de Rankin, Selfie Harm, explora esto. Rankin fotografió a 14 adolescentes y luego les entregó las imágenes para editarlas y filtrarlas hasta que sintieron que la imagen estaba «lista para los medios sociales». Ni una sola chica dejó su foto sin editar.

Los resultados fueron sorprendentes:

#01. Emma

Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales
Creditos: Rankin

#02. Mahalia

Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales

#03. Benedicte

Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales

#04.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de VISUALDIET (@visual.diet) el

#05.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de VISUALDIET (@visual.diet) el

#06.

Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales

#07.

Proyecto muestra lo que pasa cuando se pide a adolescentes retocar sus fotos para redes sociales

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de VISUALDIET (@visual.diet) el

¿Tienes algún comentario?