20 impactantes fotos de cómo es vivir en una casa ataúd en Hong Kong

603

Vivir en una casa ataúd ha pasado a ser la única opción que tienen muchas personas para vivir en Hong Kong  pues el mercado de viviendas se ha convertido en algo prohibitivo.

Naciones Unidas ha condenado estos horribles apartamentos jaula como “un insulto a la dignidad humana”, pero según la Sociedad para la Organización Comunitaria, sigue siendo la única alternativa para unas 200.000 personas.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

“Ese día, llegué a casa y lloré”, dijo Benny Lam a National Geographic, describiendo su experiencia al fotografiar dichas condiciones de vida. Con su serie “Trapped”, Lam busca poner el foco sobre las agobiantes viviendas que se encuentran fuera del alcance de las glamorosas luces de neón de Hong Kong.

“Podemos preguntarnos por qué debemos preocuparnos por ellos, ya que estas personas no son parte de nuestras vidas”, escribió Lam en su página de Facebook.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Son precisamente las personas que interactúan con nosotros cada día: te sirven como camareros en los restaurantes donde comes, son los guardias de seguridad en los centros comerciales por los que paseas, o los limpiadores y repartidores de las calles por las que caminas … La única diferencia entre nosotros y ellos radica en los hogares en los que habitan, es una cuestión de dignidad humana“.

Desde comer a dormir, todas las actividades tienen lugar en estos pequeños espacios”, dijo Lam.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Para crear los «cubículos ataúd» o «casas ataúd» , los pisos suelen estar divididos ilegalmente en «apartamentos» de 15 a 120 pies cuadrados (aproximadamente, 1,5-12 m²).

Por ejemplo, Wong Tat-ming, de 63 años, que recibe una pensión después de que la esclerosis de su pierna le dejara incapaz de conducir un taxi, vive en una vivienda de 1,67 metros cuadrados por unos 307 dólares al mes.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

El fotógrafo Benny Lam ha documentado las asfixiantes condiciones de vida en los apartamentos subdivididos de Hong Kong, registrando las vidas de estas comunidades ocultas.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

“Todavía estoy vivo y, sin embargo, ¡ya estoy rodeado de cuatro tablones de ataúdes!” … los inquilinos de la jaula de Hong Kong.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Las casas ataud son cuartos minúsculos en los que viven las personas más pobres de la ciudad.

En los últimos 10 años, el número de casas de jaula hechas de malla de alambre ha disminuido, pero han sido reemplazadas por camas selladas con tablones de madera.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Un piso de 120 metros cuadrados se puede subdividir para crear casi 20 casas ataúd con camas selladas de dos pisos.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Los inquilinos son de diferentes edades y sexos, todos incapaces de pagar un pequeño cubículo, lo que les daría más espacio para levantarse.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Un complejo de cocina y aseo en misma jaula.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

Muchos residentes de casas ataúd se despiertan ante la cruel realidad de que todo el brillo y la prosperidad de Hong Kong están fuera de su alcance.

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

20 impactantes fotos de cómo es vivir en una "casa ataúd" en Hong Kong

La serie Trapped de Benny Lam fue seleccionada para el Prix Pictet 2017 y ha sido recogida como una propuesta de denuncia.

Con información de The Guardian y photographyofchina

¿Tienes algún comentario?