¿Está bien ponerle correa a los niños?

402

Nunca he decidido ponerle correa a los niños que he tenido. Como padre joven, cuando vi a otros que lo hacían, los juzgué con dureza. Asumí que sus padres  no sabían cómo disciplinar adecuadamente al pequeño o eran simplemente demasiado perezosos para hacerlo.

Adobe

Por supuesto, todos sabemos lo que sucede cuando tenemos un niño, ¿verdad?

Mis propios padres eran extremadamente cariñosos. También eran estrictos. Nos acostamos a las 8 de la noche  todas las noches, incluso en verano, cuando nuestros amigos estaban jugando en la calle hasta que se ponía el sol. Y por la mañana, no podíamos salir de la cama hasta que mi madre nos dijera que era hora de levantarse.

Sin embargo: no éramos ángeles en ningún sentido de la palabra. Éramos niños normales. Nos peleábamos en casa, hicimos líos y molestábamos a nuestros padres en más de una ocasión. Simplemente no actuábamos a menudo de esa manera en público.

Cuando tuve mi propia hija, ella aparentemente era educada y se comportaba bien desde el nacimiento. Una vez la llevé a trabajar conmigo para recoger un cheque de pago cuando tenía aproximadamente 2 años. Mientras pasaba por delante de mi supervisora, dijo en voz baja: “Perdóneme”, a lo que mi jefe respondió: “¿Acaso ese bebé acaba de decir perdón?

Adobe

Finalmente, mi hija creció y comenzó una familia propia. Sostener a mi primer nieto fue celestial.

¿Cómo hacer con un niño de alta demanda?

Cuando este bebé tuvo dos años, ella encargó otro niño. Rápidamente se hizo evidente que este no era un bebé común pues era extremadamente inteligente, excepcionalmente dulce y también nos familiarizó con un nuevo término: bebé de alta demanda..

No importaba lo que intentáramos, él no podía calmarse. O bien tenía que ser mecido rápidamente en su columpio o bien cargarlo en los brazos hasta quedarse dormido. Cuando se quedaba solo, se mantenía con los brazos en alto como si estuviera constantemente alarmado.

Nunca descansó más de unas pocas horas, incluso cuando tenía varios meses de edad. Tomamos turnos sosteniéndolo y meciéndolo, a menudo con el sonido de sus gritos agudos y abrasivos.

Los doctores no encontraron nada malo en él. Simplemente declararon que él era un bebé de alta demanda.

A medida que crecía, lo vimos convertirse en un niño muy inteligente, extremadamente intenso, muy sensible y absolutamente energético. Alguien siempre tenía que vigilarlo para asegurarse de que no corría por la calle, escalar lo que se interponía en su camino o salir para ver algo que le había llamado la atención.

Si bien era un placer estar cerca, también podía ser completamente agotador. Los métodos que mis propios padres, al igual que mi esposo y yo, utilizamos con tanto éxito se fueron al traste con este niño.  Nada de lo aprendido por nosotros momento funcionaba.

En cuanto a ponerle una correa, nunca se llegó a eso. Afortunadamente, incluso después de que aparecieran sus dos hermanos menores, siempre parecía haber suficientes adultos para mantenerlos a todos a salvo (lo cual no es poca cosa cuando tienes tres hijos menores de 5 años). Sus padres y nosotros, sus abuelos, aprendimos  a anticiparnos a los problemas.

Cada niño es un mundo

Sin embargo, después de experimentar los pequeños años de prueba, he aprendido que cada niño es diferente, cada situación es única y, sobre todo, la mayoría de los padres simplemente hacen lo mejor que pueden. A veces, eso significa dejar que su niño en edad preescolar use pijamas todo el día. Otras veces, podría significar mantener a su niño con una correa.

Seamos sinceros. La crianza de niños es difícil. Ningún niño viene con manuales y muchos de nosotros no hemos estudiados para ser padres o madres. Todos estamos aprendiendo a medida que avanzamos con nuestros niños. Mientras un niño esté sano, seguro y amado, ¿quiénes somos nosotros para juzgar?

La verdad es que es muy complicado determinar si está bien ponerle correas a los niños ¿Tú qué opinas?

¿Tienes algún comentario?