Trabajador social de alma solitaria conmueve a su comunidad con el testamento que dejó

430

Conocer a un Trabajador social de alma solitaria parece contradictorio porque ellos dedican su vida a ayudar y compenetrarse con la vida de muchas personas pero el caso de Alan Naiman es una excepción.

A pesar de que Alan Naiman era un trabajador social, fuera del trabajo, él prefería su sola compañía. Nunca se casó ni tuvo hijos y existen pocas fotos que registren su vida personal.

Las pocas personas que lo conocieron no imaginaron nunca el gran secreto que logró mantener durante toda su vida.  Y las pocas personas que tuvieron algunas vez contacto con Alan se dieron cuenta que era muy conservador con su dinero.

Prefería remendar sus zapatos con cinta adhesiva, en lugar de comprar unos nuevos, buscando siempre las mejores ofertas y comiendo en restaurantes de comida rápida en lugar de alternativas más costosas.

No fue hasta después de la muerte de Alan que todos comprendieron por qué había vivido una vida tan frugal.

Invirtió su dinero sabiamente

Según CTV News, Alan trabajó como trabajador social y ganó un salario anual de $ 67,234. Pero también asumió muchos empleos secundarios para ganar dinero extra, invirtiendo su dinero sabiamente y heredando dinero cuando sus padres fallecieron.

A veces mantenía tres trabajos al mismo tiempo. El trabajador social del estado de Washington vio de primera mano lo difícil que era la vida para muchos niños, pero también creció con un hermano mayor que tenía una discapacidad del desarrollo y dedicó su vida a ayudarlo.

Alan rara vez hablaba de su hermano, y muchas personas tampoco sabían que él era un padre de crianza hace años. No fue hasta que el hermano de Alan murió en 2013 que decidió regalarse un auto deportivo.

Y entonces se descubrió su secreto

Cuando Alan murió en diciembre de 2018 a causa de un cáncer, se reveló su gran secreto: en su testamento, Alan había dejado $ 11 millones a organizaciones de caridad para niños.

También indicó cuánto recibiría cada organización caritativa con $ 2.5 millones para ir al Centro de Atención Provisional Pediátrica, que ayuda a los bebés nacidos de madres que abusan de las drogas.

Generosos regalos

La mayoría de las organizaciones a las que dejó dinero no tenían ninguna relación personal con Alan, incluido el Pediatric Interim Care Center. Alan había llamado a la organización una vez unos años antes porque necesitaba ayuda para ubicar a un niño, pero los responsables nunca lo habían conocido personalmente.

Treehouse, fue una de las varias organizaciones benéficas que recibió donaciones del patrimonio secreto de $ 11 millones de Alan Naiman

También le dejó dinero a la organización de crianza temporal Treehouse. Dedicó su vida a ahorrar este dinero en beneficio de otros; Qué gesto tan increíble.

Comparte este artículo con sus amigos para rendir homenaje a una persona que dedicó su vida para ayudar a los niños vulnerables.

¿Tienes algún comentario?