5 posturas de yoga que RELAJARÁN tu cuerpo al 100% ¡Inténtalas!

1977

La prisa y el ajetreo modernos a veces no nos permiten cuidar de nosotros mismos y de nuestra salud. Pero realmente hace falta muy poco: tan sólo 15 minutos a solas para que nuestro cuerpo nos lo agradezca.

Para fijarte en tu propia respiración y en el latido de tu corazón, y detener el flujo perpetuo de los pensamientos, este conjunto especial de posturas relajantes de yoga te ayudará. ¡Inténtalo!

Postura del Puente (Setu Bandha Sarvangasana)

Esta asana proporciona el masaje interior de los órganos abdominales y estira la columna vertebral. Además mejora el metabolismo y el bienestar del cuerpo.

Técnica:

  1. Túmbate boca arriba, con las piernas cerradas y los brazos junto al tronco.
  2. Dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies, separados 30 centímetros, lo más cerca posible de los glúteos.
  3. Mantén los brazos debajo de los hombros y estira las manos hacia los pies cruzando los dedos. Procura estirar bien los codos.
  4. Una variante más fácil: sujeta la zona lumbar con las manos.
  5. Levanta las caderas y la espalda del suelo lo más alto posible. La cabeza permanece en el suelo.
  6. Mantén esta postura hasta las primeras señales de cansancio. Respira libre y tranquilamente.

Postura de la Rueda (Chakrasana)

La postura de la Rueda fortalece los músculos de los brazos, las piernas y de todo el tronco. Además mejora el metabolismo, favorece el bienestar y aumenta la fuerza.

Técnica:

  1. Túmbate boca arriba, con las piernas ligeramente abiertas y los brazos un poco separados del cuerpo.
  2. Dobla las rodillas y apoya las plantas de los pies lo más cerca posible de los glúteos.
  3. Levanta los brazos doblándolos por los codos y apoya las palmas de las manos en el suelo bajo los hombros. Echa la cabeza hacia atrás.
  4. Levanta el cuerpo estirando poco a poco las piernas y los brazos.
  5. Permanece en la postura hasta las primeras señales de cansancio. Respira libre y tranquilamente. Expirando, vuelve lentamente a la posición inicial.

Postura de la Vela (Sarvangasana)

Sarvangasana tiene un efecto positivo en todo el cuerpo. Realizando esta asana aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro, los ojos y la piel del rostro. El ejercicio te ayudará a combatir los dolores de cabeza, el catarro, los problemas con la digestión y el sistema urogenital.

Técnica:

  1. La posición inicial: tumbado boca arriba con los brazos estirados a lo largo del cuerpo.
  2. Sube las piernas en dirección perpendicular al suelo. Puedes estirar las puntas de los pies hacia arriba o hacia ti. Respira con normalidad.
  3. Empieza a estirar las piernas hacia arriba levantando, poco a poco, las caderas y la espalda del suelo. Sujeta la espalda con las manos.
  4. Sigue estirándote hasta que los glúteos y la espalda estén alineados. Procura meter hacia adentro los glúteos, la barriga y la espalda para crear un línea aún más recta.
  5. Respira con tranquilidad. Permanece en esta postura mientras te sea cómoda. Expirando retira las manos y, paulatinamente, encorvando la espalda vuelve las piernas en la posición perpendicular al suelo. Después, con cuidado, baja las piernas rectas.

Postura del Niño (Balasana)

Técnica:

  1. La posición inicial: sentado sobre las rodillas con los talones debajo de los glúteos.
  2. Coloca la cabeza y el tronco en el suelo.
  3. Inclínate hacia delante estirando los brazos y la columna vertebral.
  4. Permanece en esta postura no menos de 1 minuto.

Postura del Cadáver (Savasana)

Savasana, hecha correctamente, ayuda a combatir por completo el estrés emocional y físico. Esta asana calma la mente, alivia el dolor y aumenta la fuerza.

Técnica:

  1. Túmbate boca arriba, con las piernas abiertas y los brazos separados del cuerpo .
  2. Para quitar la tensión puedes levantar unos 10-15 cm, alternativamente, las piernas, los brazos, el pecho y las caderas. Gira lentamente la cabeza a la derecha y a la izquierda.
  3. Haz unas inspiraciones profundas aplicando la respiración abdominal.
  4. Respira libremente y libera tu mente durante 5-7 minutos.
  5. Estira los brazos y las piernas hacia arriba. Incorpórate con cuidado girando a la derecha.

Fuente: genial.guru

¿Tienes algún comentario?