Inicio Salud 5 Problemas de salud de los que te advierten los tobillos hinchados

5 Problemas de salud de los que te advierten los tobillos hinchados

1415
Compartir
tobillos hinchados

Muchas personas padecen la incomodidad de tener los tobillos hinchados. Cuando se prolonga por varios días, es una condición muy molesta.

En general, cuando este síntoma aparece, lo primero que se busca es aliviarlo: hay muchos trucos, como elevar las piernas, sumergir los pies en agua tibia con sal, o beber infusiones desinflamantes como la de diente de león.

Pero con eso no alcanza; también es necesario rastrear cuál es la causa de la hinchazón. Eso sirve para erradicarla de raíz, pero también para algo más importante: averiguar si es una advertencia del cuerpo de que algo anda mal.

1. Vasos sanguíneos debilitados

La razón más frecuente de los pies hinchados, tanto en personas mayores como en jóvenes, suele ser la mala circulación. En la tercera edad puede deberse a que los vasos se van debilitando o a un problema más serio, y en la juventud puede ser congénita o bien provocada por sentarte incorrectamente, pasar muchas horas de pie o dormir en mala posición. En esos casos, suele mejorar cambiando de hábitos.

Aunque por lo general no es grave, hay que consultar al médico porque también puede ser una señal temprana de insuficiencia venosa.

2. Coágulos de sangre

La hinchazón en ambos pies muchas veces no es para preocuparse, pero cuando ocurre en una sola pierna puede ser señal de un coágulo de sangre que esté obstruyendo las venas. Si tienes hinchazón en una pierna, que puede estar acompañada de dolor, fiebre de bajo grado y cambios de color (oscurecimiento o palidez de la piel), llama a tu médico de inmediato.

3. Hacer ejercicio de forma incorrecta

No hay que confundir la hinchazón con una inflamación de origen muscular. Estas últimas son diferentes porque están acompañadas por dolor, y se sienten por dentro, en lugar de superficialmente.

Las inflamaciones musculares son más frecuentes en una sola extremidad, pero si se presentan en las dos, deberías preguntarte si estás haciendo ejercicio de forma incorrecta o con un mal calzado.

4. No estar alimentándose o descansando bien

En otros casos, la hinchazón es causada por la retención de líquidos. En ese caso, es señal de estar descansando poco o alimentándose de forma deficiente. Baja el consumo de sodio, azúcares y harinas y descansa 15 minutos al día con las piernas en alto.

5. Efecto negativo de una medicación

Algunas medicaciones generan hinchazón como efecto colateral. Lo mejor es consultar al médico: en algunos casos es un efecto que habrá que tolerar, pero en otros es un indicador de que la medicación debe regularse o cambiarse por otra.

¿Tienes algún comentario?