9 Juguetes peligrosos que preferirás mantener fuera del alcance de tus hijos

1644
Compartir

Todos los niños desean tener juguetes para divertirse pero es necesario que los padres estén alertas porque algunos de esos pueden resultar juguetes peligrosos.

Millones de juguetes existen en el mercado, sin embargo no todos esos juguetes que vemos en las tiendas son tan inofensivos como parecen. Lo cierto, es que muchas empresas no consideran los riesgos que puede tener un producto, sino que se enfocan nada más en lo comercial.

Esa es la razón por la cual vemos casos insólitos de niños lesionados, enfermos, hospitalizados o, en el peor de los casos, muertos por simplemente haber jugado con algunos juguetes que parecían inofensivos pero que resultaron en extremo peligrosos.

Por ese motivo, debes considerar todos los riesgos que puede ofrecer un juguetes antes de comprarlo, en especial si es algo para un niño pequeño, ya que ellos no comnocenlos peligros que pueden existir.

Para ayudarte a escoger lo mejor para tus hijos, te enseñamos un listado de juguetes peligrosos que jamás debes comprar:

1. El Slime

Lo fabuloso de esta masa elástica es que permite moldearla a tu antojo, por lo que los chicos se entretienen por horas jugando con ella.

Su peligro radica en sus compuestos, ya que para fabricarla usa una sustancia común en detergentes y pesticidas: el bórax o ácido bórico, el cual puede provocar ampollas, intoxicaciones e infecciones cutáneas si se mantiene un contacto prolongado.

El ácido bórico, necesario para la elaboración de esta masa, se puede encontrar en numeroso productos de limpieza así como en otros artículos que pueden comprarse en droguerías y farmacias, explican desde el Instituto Nacional de Toxicología de España.

2. El Yo-yo de agua.

Gracias a su elasticidad, permite a los niños rebotar la bola a su voluntad. No obstante, el mismo es altamente tóxico, ya que está compuesto de una sustancia química que se evapora con el calor y que al ser inhalada resulta nociva. Además, se han reportado casos de niños que se han ahorcado con el cordón al jugar con el yoyo.

3. El láser.

Tener un láser en casa, no solo es entretenido, sino que es de gran utilidad a la hora de realizar presentaciones. No obstante, el mismo es sumamente peligroso, ya que los niños suelen usarlo para apuntar a los ojos, lo que puede causar severos daños en la retina.

4. Las ligas de goma.

Este es sumamente popular entre las niñas, ya que es el favorito de ellas para sujetar el cabello o incluso para hacer pulseras por su amplia gama de colores. No obstante, dichas ligas están hechas con una sustancia llamada “ácido ftálico”, la cual causa conjuntivitis e irritación en la piel. Además, en ocasiones son usadas para “dispararlas” al rostro de otros niños, por lo que puede causar lesiones severas.

5. Las “Flutterbye Fairies” (Hadas voladoras).

Desde su lanzamiento, han sido muy populares. No obstante, resultan peligrosas ya que el objeto puede volar hacia los rostros de los pequeños, ocasionando daños en la córnea, ceguera parcial y laceraciones faciales.

6. Las perlas de hidrogel.

Estas perlas no son precisamente juguetes pero son muy comunes en los hogares ya que son usadas como decoración en algunas plantas. No obstante, debido a su color y textura, hace que los niños quieran meterlas en su boca. Lo más preocupante de todo es que se requiere de una cirugía para poder extraer esas perlas en caso de tragarlas.

7. La plastilina “Play Doh”.

Aunque este producto no es tóxico, muchos niños terminan llevándoselo a la boca por su aroma y color agradable. De hecho, se han reportado casos de pequeños que murieron por obstrucción de las vías respiratorias.

8. Las canicas.

Debido a su forma y colores, hacen que parezcan dulces, por lo que los niños se la meten a la boca. Lo peligroso de ellas, es que pueden causar asfixia. De hecho, este es el juguete que más muertes ha causado en Latinoamérica.

9. El Kinder sorpresa.

El Kinder sorpresa es popular por su delicioso chocolate con forma de huevo el cual contienen un juguete en miniatura “sorpresa”. Debido a su tamaño, muchos niños se tragan el juguete causando perforaciones en el esófago y asfixia.

Fuente: difundir.org

¿Tienes algún comentario?

Compartir