A esta bebé la criogenizaron sus padres porque quieren verla viva después

2007
Compartir

La bebé Matheryn Noavaratpong de dos años de edad, tenía un tumor cerebral de 11 centímetros y a pesar de los enormes esfuerzos médicos para salvarle la vida, La niña murió a principios de este año.

Los padres de esta niña tailandesa –ambos doctores–la llevaron de urgencia al Hospital de Bangkok al ver que no despertaba y se le realizaron varias intervenciones quirúrgicas que supusieron la pérdida del 80% del lado izquierdo del cerebro.

Su paso por los quirófanos no dio buenos resultados y, aunque al principio los médicos vieron una pequeña esperanza de que Matheryn saliera del coma en el que había entrado, el cáncer se extendió a todo el cerebro de la pequeña. “Nos dimos cuenta de que era el final”, afirma su padre, Sahatorn Naovaratpong en ‘Motherboard’. “Estuvimos jugando con ella, abrazándola, hasta que decidimos quitarle el soporte vital”, confiesa Sahatorn, quien antes de tomar esta dura medida se había puesto en contacto con Alcor Life Extension Foundation –una organización que posibilita la criogenización–.

Tras ser aceptada como paciente, el cerebro de Matheryn fue extraído y conservado al vacío en un contenedor de acero inoxidable lleno de nitrógeno líquido en Arizona (Estados Unidos). Su cuerpo se llevó a un criorefrigerador donde permanece a bajísima temperatura a la espera de que se encuentre una cura para su cáncer y un sistema que permita regenerar su organismo. De esta manera, esta niña tailandesa se ha convertido en la persona más joven en ser criogenizada.

De esta forma Matheryn Noavaratpong se convierte en la persona más joven en ser criogenizada.

La criogenización es un método por el cual se somete a una persona  a condiciones de frío intenso con el objetivo de preservar su cuerpo en condiciones para ser reanimado en el futuro

¿Por qué querríamos ser criogenizados?

Confiamos en que la ciencia siga avanzando y encuentre cura para muchas de las enfermedades que hoy día son terminales. Esperamos que en un futuro no muy lejano se puedan regenerar células y tejidos que hoy día son irreparables. Independientemente de todas las implicaciones éticas y legales, si existiese la posibilidad de mantenernos en un estado en el que engañasemos al tiempo hasta que las condiciones para la cura estuviesen presentes, ¿ no lo haríamos ?

Presente de la criogenización

Actualmente la criogenización no es un proceso reversible y sólo se puede aplicar a personas a las que se las haya declarado legalmente muertas (muerte clínica). Hasta el momento no se ha conseguido reparar los daños que se producen a nivel molecular en los tejidos producidos por el proceso de la congelación y la isquemia. La nanorreparación, o reparación a nivel molecular, está supeditada al avance de la nanotecnología y la nanomedicina y podemos estar hablando de décadas o siglos.

El futuro de la criogenización humana

Todas las esperanzas parecen depositarse especialmente en el desarrollo de la nanotecnología. Como vemos, los principales inconvenientes con los que se enfrenta esta práctica tienen lugar en la etapa de reanimación del individuo.

Si se pretende devolver a la vida a alguien, primero habrá que encontrar la forma de enfrentarse a la dolencia que lo llevó a la muerte o en su defecto a la muerte natural. Ante este reto la restauración orgánica mediante nanotecnología parece ser la mejor apuesta.

Famosos criogenizados

  • Dr. James Bedford. Profesor de psiquiatría en la Universidad de California
  • Dick Clair Jones. Actor, escritor y un personaje muy conocido en la industria de la televisión.
  • Ted Williams. Famoso beisbolista norteamericano
  • John-Henry Williams. El hijo de Ted Williams
  • Thomas K. Donaldson. Un matemático que tenía ideas sobre la muerte que eran aún más extraña que la criónica.
  • FM -2030. Su nombre original era Fereidoun M. Esfandiary, pero cambió su nombre para reflejar su proposito de vivir más de 100 años
  • Jerry Leaf fue vicepresidente del Alcor hasta su muerte en 1991
  • Walt Disney? A pesar de los rumores, Walt Disney jamás fue criogenizado. Fue enterrado en el cementerio Forest Lawn Memorial Park en Glendale, California.

¿Tienes algún comentario?

Compartir