Científicos usaron ratas para saber por qué el café nos manda corriendo al baño

422

El café nos hace movernos de más de una forma. No sólo despierta nuestros cerebros, sino que también despierta nuestros intestinos. Alrededor de un tercio de todos los bebedores de café han experimentado la necesidad de ir al baño justo después de tomar la bebida, sin embargo, nadie sabe realmente el porqué.

Curiosamente, estos efectos son independientes de la cafeína, porque el café sin cafeína tuvo efectos similares a los del café regular‘.

Es importante tener en cuenta que los resultados preliminares, presentados esta semana, se basan en animales. Sin embargo, sí se basan en otros estudios que sugieren que el café descafeinado también tiene un efecto laxante en los seres humanos.

El equipo no solo observó estos resultados en ratas vivas, sino que también quedó claro en el laboratorio cuando el tejido muscular del intestino se expuso directamente al café. En ambos casos, la mezcla negra causó una explosión en el intestino delgado y el colon, empujando el contenido del intestino más rápido.

Sin embargo, a diferencia de esta investigación anterior, el nuevo documento sigue el proceso aún más. En la caca de las ratas que no recibieron café, los investigadores encontraron más bacterias, y lo mismo se encontró cuando se replicó en una placa de Petri. Cuando la caca de rata se trató con café, tanto con cafeína como descafeinado, se suprimió el crecimiento de microbios.

Eso es realmente interesante, porque eso significa que el café podría ser un agente antibacteriano, y podríamos verlo nuevamente con café descafeinado‘, dijo Shi a Gizmodo.

Pero eso necesitamos estudiar más: por qué el café podría tener este efecto de supresión en el microbioma‘.

Además, los autores también desean averiguar si todos estos cambios son positivos o negativos para la salud intestinal, dado lo que sabemos sobre el delicado equilibrio de los microbiomas intestinales, en esta etapa los efectos del café son una suposición.

Los resultados preliminares se presentaron en Digestive Disease Week.

Créditos: Science Alert

¿Tienes algún comentario?