Inicio Salud Belleza El MEJOR truco para mejorar la piel del rostro

El MEJOR truco para mejorar la piel del rostro

1600
Compartir

Agua congelada para enfriar las bebidas… ¿Y es que el hielo solo sirve para eso? La verdad es que no, de hecho el uso de hielo sobre la piel se ha convertido en un ritual popular para mejorar su aspecto. La terapia con frío -conocida en su forma clínica como crioterapia- se emplea como parte de tratamientos de cuidado de la dermis hace varios años y por numerosas razones. En particular, es una práctica habitual en la rutina de cuidado de la piel de las mujeres de Corea, conocidas mundialmente por su delicado y lozano cutis.

El tratamiento con hielo es una forma instantánea de mejorar la circulación sanguínea y darle al rostro un brillo saludable. También previene el envejecimiento prematuro y las arrugas. Además de refrescar la cara, retrasa la formación de las líneas de expresión, combate la formación de manchas y el acné.

Estos son los beneficios de aplicar hielo:

1. Piel más suave

Ayuda a tensar y reducir los poros dilatados al destapar aquellos que parecen más grandes por la suciedad y el exceso de sebo. Tonifica el rostro dándole un aspecto más suave.

consejos-para-el-rostro-cansado

2. Tóner para poros

Se puede usar el hielo como un tóner de bajo costo, ideal para usar antes de aplicar el maquillaje. Minimiza la apariencia de poros dilatados debajo del maquillaje, ayudando a que la base se vea más prolija y sin defectos.

3. Mejora la circulación

Se cree que el hielo sirve para mejorar la circulación. El frío contrae los vasos sanguíneos haciendo que una cantidad menor de sangre vaya a la superficie de la piel. Esto reduce cualquier inflamación o hinchazón.

hielo-pies

4. Alivio para los ojos hinchados

El tratamiento con hielo alivia la hinchazón debajo de los ojos al actuar como anti-inflamatorio.

5. Control de imperfecciones

El hielo puede reducir la hinchazón y el enrojecimiento de los granos. También alivia la piel irritada. Utiliza cubos de hielo a la primera señal de un grano para frenar la inflamación. Además, puede ayudar a reducir el tamaño y el número de manchas. Para ello, puedes sostener un cubo de hielo sobre la zona afectada durante unos segundos o hasta que el área se sienta un poco adormecida. Si vas a hacerlo sobre manchas, hazlo día por medio.

Puedes hacer el tratamiento con hielo de manera sencilla por la mañana y/o por la noche. He aquí cómo:

1. Comienza con una limpieza a fondo del rostro.

2. A continuación, envuelve uno o dos cubitos de hielo en un paño, gasa u otro tipo de tela.

3. Cuando el hielo comience a derretirse y el paño esté húmedo, aplícalo sobre la cara.

4. Sostén el paño sobre las diferentes áreas del rostro aproximadamente de uno a dos minutos.

5. Mueve los cubitos de hielo suavemente con movimientos circulares a lo largo de la línea de la barbilla y la mandíbula, las mejillas, la frente y la nariz. Ten especial cuidado al pasarlos debajo de los ojos.

6. Completa el tratamiento facial con tóner, crema para acné o crema hidratante.

hielo

Nota: El tratamiento se suele hacer sin cubrir el hielo. Si optas por esta alternativa, es probable que tengas que usar guantes, ya que el hielo se sentirá demasiado frío como para sostenerlo por mucho tiempo en tu mano.

Obtendrás los mismos efectos si lo haces con una toalla o aplicando directamente el hielo sobre tu piel. Si utilizas un cubo al descubierto, nunca lo uses inmediatamente después de sacarlo del congelador. El frío extremo puede romper los capilares bajo la piel. También debes tener cuidado si ya tienes capilares rotos y mucha precaución respecto al tiempo de aplicación. No hagas este tratamiento por más de 15 minutos.

Detén la aplicación si el frío se vuelve demasiado incómodo. Si la piel se encuentra en un estado muy crítico consulta con tu médico.

Para mayores beneficios, se pueden hacer cubos de hielo con limón, agua de rosas, té verde, pepino, té de manzanilla y otros ingredientes, dependiendo de las necesidades de cada uno. Otra opción es llenar un cubo con agua y hielo y sumergir el rostro en el recipiente.

Vía: La Bioguía

Comentarios