Con sólo dos horas a la semana, esta práctica puede hacerte más saludable

2093

A lo largo de los años, se ha vuelto cada vez más claro que pasar tiempo en la naturaleza de alguna manera está vinculado a vidas más sanas y felices. Pero mientras algunos médicos han comenzado literalmente a prescribir dosis de naturaleza a sus pacientes, como lo harían con el ejercicio, tales prácticas están lejos de ser establecidas de manera formal.

La probabilidad de mejorar la salud o el bienestar se hizo significativamente mas evidente cuando el contacto con la naturaleza llega a 120 minutos‘, concluyen los autores .

Los hallazgos están respaldados por investigaciones anteriores, que han encontrado que vivir en áreas más verdes se asocia con menores riesgos de enfermedad cardiovascular, obesidad, diabetes, emergencias de asma, trastornos mentales, mortalidad e incluso miopía en niños. Algunos incluso han llegado a este umbral de 120 minutos.

Sin embargo, estos resultados aún están en su infancia, y no está claro cuánta exposición necesitamos realmente los humanos para cosechar los beneficios.

xx

Al explorar más a fondo esta idea, a los participantes en el estudio más reciente se les preguntó cuánta naturaleza habían experimentado en los últimos siete días. Seleccionando al azar solo una de estas ‘ entradas del diario de la naturaleza ‘, el entrevistador solicitó más detalles, incluido el tiempo que duró la visita, con quién fueron, cómo llegaron y qué hicieron.

Si bien todavía es demasiado pronto para hacer recomendaciones basadas en evidencia sobre estos resultados, los autores creen que su trabajo es un buen punto de partida para una mayor discusión e investigación.

Sus hallazgos, por ejemplo, sugieren que no importa cómo se logren esos minutos de exposición cada semana. En otras palabras, si se requieren varias caminatas cortas en el bosque para lograr dos horas de exposición a la naturaleza, entonces eso parece ser tan útil como un largo picnic en el parque.

En términos de gran magnitud, los autores afirman que el umbral que han identificado es similar a los niveles recomendados de actividad física o consejos nutricionales.

Dada la importancia ampliamente establecida de todos estos factores para la salud y el bienestar, interpretamos que el tamaño de la relación entre las personas y la naturaleza es significativo en términos de posibles implicaciones para la salud pública‘, concluyen los autores.

Si bien muchos estudios anteriores han medido el contacto con la naturaleza solo por la proximidad a los espacios verdes, la nueva investigación sugiere que esta es una falla importante. En cambio, parece que el ‘umbral’ para la exposición natural está presente incluso para aquellos que viven en áreas con pocos entornos naturales.

Las oportunidades locales empobrecidas no tienen por qué ser una barrera para la exposición a la naturaleza‘, sugieren los autores.

Por interesantes que sean estos resultados, el equipo también ha reconocido las limitaciones de su estudio. No solo los datos son subjetivos y autoinformados, sino que existen varias explicaciones que aún no se pueden descartar.

xx

Una explicación para nuestros hallazgos podría ser que el tiempo que pasamos en la naturaleza es un proxy de la actividad física, y esto es lo que está impulsando la relación, no el contacto con la naturaleza en sí‘, admiten los autores .

En Inglaterra, por ejemplo, más de 3 millones de adultos alcanzan los niveles de actividad recomendados en su totalidad, o en parte, en entornos naturales‘.

Esta última explicación, sin embargo, probablemente no sea tan probable. Los autores señalan que el umbral que encontraron se aplicó incluso a aquellos que no cumplieron con las pautas de actividad física. Además, actividades como el ‘baño en el bosque’ japonés, que simplemente requiere estar sentado en la naturaleza, también se han vinculado a varios beneficios psicológicos y fisiológicos.

De la misma manera en que se crearon inicialmente las pautas de actividad física, los autores insisten en que se realicen más estudios a largo plazo para explorar la verdadera naturaleza de este fenómeno. El valor potencial de pasar tiempo con la naturaleza es simplemente demasiado grande como para ignorarlo.

La investigación se ha publicado en Scientific Reports.

¿Tienes algún comentario?