La dieta MIND resumida en 10 puntos para reducir el riesgo de padecer Alzheimer

235
Compartir

La dieta MIND forma parte de las conclusiones de un estudio publicado por un equipo de investigadores de Chicago (Estados Unidos) en Alzheimer’s and Dementia: The Journal of the Alzheimer’s.

Es un híbrido entre la dieta mediterránea y la DASH. En este caso, los principales beneficios que aporta no tienen nada que ver con la pérdida de peso, sino con la capacidad de prevenir el Alzheimer. Las siglas MIND significan ‘Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay’, es decir (Intervención mediterránea-DASH para el retraso neurodegenerativo).

Para llevar a cabo la dieta hay que incluir al menos 10 de las comidas más beneficiosas para el cerebro y eliminar o reducir al máximo cinco de las consideradas no saludables para nuestra actividad mental.

Por supuesto, sí a alimentos ricos en nutrientes y antioxidantes capaces de reducir la inflamación, mantener las células sanas y mejorar la comunicación entre estas. Lo mejor: no es necesario seguir la dieta a raja tabla para que funcione.

A continuación tienen la dieta MIND resumida en 10 puntos básicos para lograr reducir el riesgo de padecer Alzheimer.

#1. Tres raciones de cereal integral al día, ya sea en forma de pan, arroz, pasta…

#2. Una ensalada cada día y, al menos, una pieza de fruta.

#3. Un vaso de vino al día.

#4. Unos 30 gramos de nueces o de estas mezcladas con otros frutos secos cada día.

#5. Legumbres cada dos días: aquí caben lentejas, habas o guisantes.

#6. Una porción de frutos rojos al menos dos días a la semana. Son un potente antioxidante.

#7. Carne de pollo también dos veces a la semana. Una fuente de proteína más magra que la carne roja.

#8.  Pescado al menos una vez a la semana. Lo ideal sería que se tome pescado tres veces cada siete días.

Lo ideal: que sean ricos en omega 3, como el salmón, o con la capacidad de prevenir problemas cardiovasculares como la caballa o las sardinas.

#9. Limitar las comidas que no son saludables para nuestra actividad mental

La comida rápida, los fritos, la bollería industrial o cualquier otra comida con exceso de azúcar.

#10. Por último, tener en cuenta que, aunque no cumplamos estos 20 mandamientos a rajatabla, incorporar varios de ellos a nuestra dieta siempre nos vendrá bien.

 

El estudio demostró que las personas que siguieron la dieta MIND redujeron su riesgo de enfermedad de Alzheimer en un 54%. También, los investigadores hallaron que los adultos que siguieron la dieta solo algunas veces, aún redujeron su riesgo de la enfermedad en un 35%.

Aunque los científicos necesitan realizar más investigaciones sobre el enfoque de la dieta MIND, para ellos es un comienzo muy prometedor, porque demuestra que lo que comes puede tener un alto impacto sobre el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Te puede interesar el articulo que habla de los 10 Síntomas de Alzheimer en su etapa inicial que no debes ingnorar

¿Tienes algún comentario?

Compartir