Pon un cubito de hielo en este punto exacto de tu cabeza y verás lo que sucede

381

La medicina tradicional encontró que el cuerpo tiene diferentes puntos de presión los cuales, al ser estimulados, pueden promover el bienestar tanto a nivel físico como emocional. El punto Feng Fu es uno de esos puntos cuya estimulación con hielo puede dar excelentes resultados. 

Tal vez te hayas quedado sorprendido por el título de este artículo, pero sigue leyendo y te sorprenderás gratamente cuando hayas aprendido algo que probablemente no sabías.

Este secreto es conocido por hacerte sentir lleno de energía y mejorar tu aspecto. Te sientes incluso más joven. Y sí, todo lo que necesita es un simple cubito de hielo.

Siente la nuca de tu cuello; donde la base de tu cráneo se encuentra con la parte superior de su cuello (ver el punto negro que aparece en la imagen). A este punto se le llama el Feng Fu. Este es el punto de presión sobre el que tendrás que colocar el cubo de hielo.

Feng Fu, Pon un cubito de hielo en este punto exacto de tu cabeza y verás lo que sucede

Si pones hielo sobre este punto de forma regular, tu cuerpo rejuvenecerá lo que te hará sentir lleno de vida y salud.

Estas son algunas de las cosas que puedes conseguir al presionar el punto Feng Fu:

  1. Mejorar la calidad del sueño.
  2. Mejorar tu estado de ánimo.
  3. Curar tu sistema digestivo.
  4. Ayudar a aliviar los resfriados.
  5. Ayuda a aliviar los dolores de cabeza, dolores de muelas y dolor en general.
  6. Ayuda en la curación de enfermedades respiratorias y enfermedades cardiovasculares.
  7. Ayuda con problemas de tiroides.
  8. Ayuda a la salud mental.

Así es cómo debes presionar el punto Feng Fu:

  • Acuéstate boca abajo y colócate un cubito de hielo en el punto Feng Fu, ubicado  en la base del cráneo, justo debajo de la arista inferior de la tapa del cráneo, en la parte superior del cuello.
  • Déjalo allí durante 20 minutos, sosteniéndolo con una bufanda o vendaje para que no se deslice.
  • Si el hielo se derrite antes de tiempo, cámbialo por otro.
  • Es importante repetir el procedimiento de forma regular, con descansos de dos o tres días.
  • La regla principal es hacerlo en ayunas y, si es necesario, otra vez antes de acostarte.

Una vez coloques el hielo en el punto Feng Fu, vas a sentir el frío solo unos 40 segundos. Pasado este tiempo, empezarás a sentir una ligera sensación de calor que hará más agradable la terapia.

Si no tienes tiempo para estar durante 20 minutos, colócalo con una bufanda, venda o pañuelo y continua con tu día. Haz esto regularmente por la mañana antes del desayuno y por la noche antes de acostarte con descansos de 2-3 días.

No te alarmes, después de 30-40 segundos sentirás un poco de calor en el punto de Feng Fu pero sigue haciéndolo y después de los primeros días de uso continuo, sentirás una sensación de euforia mientras tu cuerpo libera endorfinas al sistema sanguíneo.

Aquí tienes un video que lo explica muy bien:

NOTA IMPORTANTE: No debe seguir estos consejos si estás embarazada, sufres esquizofrenia, epilepsia o si tiene marcapasos.

Fuente: Conocer Salud

¿Tienes algún comentario?